No escucha o no lee las instrucciones hasta el final y no sabe lo que se le pide.

Se precipita en resolver la tarea sin plantearse cómo.

Sabe resolver la tarea pero se despista y no termina nunca.

El niño está desmotivado y se aburre en clase.

Puede estar desarrollando un problema de atención

atencion

 

 Ayudas desde casa

1. Si a tu hijo le cuesta concentrarse, es importante pedirle ese esfuerzo después de que se haya relajado desgastando energía física. No le pidas hacer los deberes o hacer una tarea de tipo cognitivo al salir del cole sino después de haber jugado un ratito al aire libre o de hacer un deporte.

2. Acostúmbrale a que repita en voz alta lo que tiene que hacer, como si se diera órdenes a sí mismo. "Tengo que terminar esta tarea antes de pasar a la siguiente. Debo guardar los juguetes después de jugar..."

3. Cuelga papeles con dibujos o mensajes que le recuerden lo que tiene que hacer.

4. Enséñale a dividir las tareas en pequeños pasos y a evaluar cada uno de ellos. Así, el final le parecerá alcanzable.

5. Alábale siempre que se muestre más concentrado de lo habitual.

A la hora de jugar: procura que sean actividades con cierto grado de dificultad dependiendo de la edad, que lo motive a esforzarse como: juegos de memoria, buscar las diferencias entre dos láminas casi iguales, descubrir un elemento escondido en un dibujo complejo, elegir la respuesta correcta entre varias posibles, hacer una silueta siguiendo puntos numerados, colorear un dibujo construido por espacios numerados, ordenar tarjetas según una secuencia, buscar un objeto siguiendo unas instrucciones o interpretando pistas, etc.

 

 

Calendario

  • 30 Nov
    Jueves de mamás 09:30 AM to 12:30 PM