fbpx

La importancia de lavarse las manos

Lavarse las Manos

Enseñarles a tus hijos la buena costumbre de lavarse las manos es uno de los pasos más importantes que puedes tomar para conservarlos sanos.

Según la Organización Mundial de la Salud, el lavado de manos reduce considerablemente el contagio de enfermedades diarreicas, respiratorias, conjuntivitis, parasitosis, influenza, entre otros males. Es una práctica muy sencilla que puede evitar la mayoría de enfermedades en la familia, pero a la gente se le olvida hacerlo.

¿Cómo se propagan los gérmenes?

Los gérmenes, como las bacterias y los virus, que causan las enfermedades pueden pasar de una persona a otra después de que se contaminan las manos con secreciones de heces o respiratorias. Las manos se pueden contaminar cuando se va al baño o se cambia un pañal, pero los gérmenes se propagan de maneras menos obvias, como al tener contacto con carne cruda o con una persona que se cubre la boca con las manos cuando tose o estornuda, o al tocar las manillas de las puertas o juguetes.

Los niños pequeños son especialmente vulnerables; por eso, cuando contraen enfermedades respiratorias, son contagiosos por más tiempo porque se tardan más en deshacerse de los virus; además, es menos probable que se laven las manos.

Recuerda que debes lavarte las manos cuando estén sucias, antes de la lactancia materna, antes de comer, antes y después de manipular los alimentos y cocinar. También debe hacerse antes y después de cambiar pañales, así como antes y después de atender personas enfermas. Asimismo, después de usar el baño, después de la limpieza del hogar, tras manipular animales y tocar objetos o superficies.

¿Cómo motivar a lavarse las manos?

Además de inculcarles un buen hábito en el cuidado de su propia salud, los padres pueden convertir el lavado de manos en una actividad divertida para sus hijos. La mejor manera de motivarlos es haciéndolo con ellos y recordándoles lavarse las manos antes y después de actividades con las que, probablemente, se transmiten gérmenes.

¿Cuándo usar desinfectantes de manos?

Si no tiene jabón y agua corriente limpia, en algunas situaciones los desinfectantes de manos que contengan un mínimo de 60% de alcohol pueden reducir la cantidad de gérmenes en las manos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Los desinfectantes de manos no son tan eficaces como el agua y el jabón cuando las manos están sucias o tienen grasa. Funcionan bien en contra de algunos gérmenes, pero es mejor lavarse las manos con agua y jabón.

Tomado de: “Healthy Children” de American Academy of Pediatrics



X