fbpx

La revolución de los dos años: la edad de la independencia

Los dos años de los niños es una edad llena de cambios y emociones para ellos y para nosotros. Nuestros pequeños dan un paso gigante en el tema de su independencia y por esta razón es esencial conocer los cambios a los que se van a afrentar para saber cómo manejarlos.
En este artículo te ayudamos con tips para saber qué hacer con las rabietas, el paso de la cuna a la cama, el cambio de pañal a que aprendan a avisar para ir al baño, entre otros.

La edad de la independencia

A los dos años comienza la edad en el que tus hijos comienzan a decir “Yo solito” y a todo lo que no quieren “No” con enormes rabietas. Esta etapa se caracteriza por negatividad y obstinación por las cosas. Para poder sobrellevar este período los padres deben comprender a sus hijos y educarlos con disciplina positiva. Entra algunas cosas que se puede hacer están las siguientes:

  • Establecer rutinas
  • Ser pacientes
  • Ser flexible
  • Recordarles que los adultos somos nosotros y no ellos

Solos al baño
Nuestros pequeños a esta edad comienzan a ir al baño solos, aunque es complicado para ellos cambiar de pañal a esta nueva rutina de avisar, se necesita que los padres comprendan los siguientes aspectos:
· Hay que ser pacientes, no tenemos que recriminarlos, ni exigirles
· Comprender que cada niño tiene su propio tiempo
· Cualquier cambio (vacaciones, viajes) pueden alterar y retroceder los avances de nuestros hijos
· La impaciencia y la tensión de muchos padres puede retrasar este proceso
Rabietas
Esto no debe preocuparnos tanto, pues es parte de la edad en donde los niños, para conseguir algo, tienen rabietas muy seguido, incluso, en lugares públicos. A pesar de ser normal, es importante que los padres no cedan, guarden la calma y esperen que se les pase.
De la cuna a la cama
Para los que dormían en la cuna les toca realizar un gran salto al tener que aprender a dormir en la cama; por eso, es importante que ellos sean parte del cambio y del proceso de ser mayores, dentro del cual se merecen una celebración. Por esta razón, como recomendación se sugiere que ellos nos acompañen a comprar el colchón, decidan que sábana quieren utilizar, etc., así se sentirán más implicados en el cambio.
Rituales en el sueño
Irse a la cama es todo un desafío, los niños procuran retrasar este momento para quedarse menos tiempo solos en su cuarto. Es ahí donde aparecen los rituales de sueño: ponerse el pijama, cantarles una canción, leerles un cuento. Estos hábitos comienzan a desaparecer a partir de los 3 años.
A esta etapa también se la considera como la edad de los “Terrible Two”, en donde más cambios los niños tienen y, además, ocurren las peores rabietas. Como padres hay que estar preparados, saber a lo que nos vamos a enfrentar y tener paciencia.

Revista Ser Padres



X