¿Cómo prevenir los piojos en los niños?

¿Qué son los piojos?

Los piojos de la cabeza, son parásitos sin alas que viven en el cabello de los seres humanos y se alimentan de cantidades extremadamente pequeñas de sangre. Son un problema muy común, sobretodo en niños, pero pueden presentarse a cualquier edad.
Los piojos no son peligrosos, y no propagan ninguna enfermedad, pero son contagiosos y pueden pasar de la cabeza de una persona a otra con facilidad. Además, sus picaduras pueden producir comezón. Esto podría producir que el cuero cabelludo se irrite y se infecte.
Los piojos sobreviven hasta 30 días en la cabeza de una persona y pueden poner hasta ocho huevos por día.

Señales de la existencia de piojos

Los piojos son parásitos pequeños pero se pueden ver; si bien no siempre es fácil. Un piojo adulto tiene un color blanco grisáceo o cobrizo y mide menos de medio centímetro. Los piojos se mueven con rapidez, por lo tanto hay más posibilidades de ver sus huevos.

Los huevecillos del piojo se llaman liendres. Las liendres tienen el aspecto de la caspa, excepto que no se caen o salen del cabello al cepillarlo. Los piojos ponen sus liendres en el cabello, cerca del cuero cabelludo.

Cuando las liendres son de color amarillento, o marrón, significa que el piojo todavía no ha nacido. Si las liendres son blancas o transparentes, significa que el piojo ha nacido. El período de incubación de los huevos de los piojos es de una a dos semanas.

Además de ver liendres o piojos en la cabeza, la picazón -o sentir que algo se mueve en la cabeza- es otro síntoma de que puedes tener piojos. Al igual que las picaduras de los mosquitos, la picazón que se siente con los piojos es una reacción a la saliva del mismo. Algunas personas pueden presentar una reacción alérgica, en forma de pequeños bultos rojos, como consecuencia del rascado.

Cómo se contagian

Los piojos no pueden saltar ni volar. Pasan de una persona a la otra cuando hay un contacto entre las cabezas o cuando se comparte sombreros, gorras, ropa, peines, cepillos, o cintas para el cabello. Estos parásitos pueden vivir hasta 2 días sin extraer alimentos de una persona. Por lo tanto, el contagio puede producirse al usar almohadas, sábanas, mantas, bolsas de dormir u otra ropa de cama infectadas.

Los piojos no tienen nada que ver con la higiene personal. Los piojos no discriminan a nadie. Se contagian en escuelas y otros lugares, como colonias de vacaciones y fiestas donde los niños se quedan a dormir porque en estos lugares la gente está en estrecho contacto. Una de las razones por las cuales los niños se contagian de piojos con facilidad es que tienden a jugar en grupo y compartir cosas.

Es imposible contagiarse de piojos de una mascota. Los piojos son “específicos de una especie”. Esto significa que no puede haber contagio de humano a animal y viceversa.

En caso de sospecha de piojos

Si hay sospecha de piojos, llama a tu médico. Tu médico puede recomendarte un champú medicado, una crema de enjuague o loción para matar los piojos. Estos productos pueden ser de venta libre o con receta.

Es posible que sea difícil eliminar los piojos. Existen casos que luego de una o dos semanas después de haber comenzado el tratamiento, no hayan sido eliminarlos, en estos casos es importante comunícaselo al médico. Es posible que el médico desee cambiar la medicación o repetir el tratamiento.

El tratamiento para los piojos se basa en el uso de insecticidas. Para evitar una sobredosis, se debe seguir con cuidado las indicaciones relacionadas con la cantidad que se debe usar y la frecuencia. Los tratamientos con medicamentos para los piojos por lo general matan a los piojos y las liendres, pero es posible que tome unos días eliminar la picazón.

Rascarse mucho puede producir una infección en el cuero cabelludo.
 Se debe llamar de inmediato al médico si:

  • la piel del cuero cabelludo está sensible y rojiza
  • el cuero cabelludo tiene costras y supuración
  • tienes inflamación de los ganglios linfáticos

Si se encuentra infección en el cuero cabelludo el médico puede indicar un tratamiento a base de antibióticos.

Si el  médico verifica la existencia de piojos o liendres de un niño, es importante comunicarlo en la escuela y dejarlo en casa para iniciar el tratamiento. La mayoría de las escuelas permiten que los niños regresen después de la primera aplicación del tratamiento, pero tu escuela te dirá cuál es la política que sigue.

Qué no hacer

Al tratar los piojos, hay varias cosas que no debes hacer:

  • No utilizar un secador de cabello después de aplicar los tratamientos para el cuero cabelludo. Ciertos tratamientos para los piojos contienen ingredientes que son combustibles.
  • No utilizar cremas enjuague o una combinación de champú y acondicionador de cabello antes de poner el medicamento para piojos.
  • No lavar el cabello por 1 o 2 días después de haber utilizado el tratamiento medicado.
  • No utilizar pesticidas en aerosol o contratar una compañía para el control de plagas con el fin de eliminar los piojos; esto puede ser peligroso.

Evitar los piojos

Suele ser difícil eliminar los piojos dado que pueden quedar liendres en el cabello o puede volver a reinfectarse en la ropa de cama u otros objetos. Esto es lo que se debe hacer si alguien en la familia tiene piojos:

  • Lavar la ropa de cama y cualquier otra ropa que haya sido utilizada. Utiliza agua muy caliente (130°F [54.4°C]), y luego usa el ciclo caliente del secador de ropa durante unos 20 minutos o las plancha por el mismo tiempo.
  • Llevar los artículos que no se puedan lavar (como cubrecamas, almohadas, ropa o animales de peluche) a la tintorería. O colorcarlos en una bolsa hermética durante 2 semanas.
  • Aspirar las alfombras, los muebles con tapizado y los asientos de los niños.
  • Introducir los artículos de peluquería, como peines, moños, cintas para el cabello y cepillos en alcohol o en champú medicado durante 1 hora. También pueden ser lavados en agua caliente o simplemente tirarlos a la basura.
  • Dado que los piojos se mueven rápidamente de una persona a otra en la misma casa, los otros integrantes de la familia también tendrán que recibir un tratamiento para evitar que los piojos no vuelvan.

A continuación encontrarás una lista de las maneras de evitar los piojos:

  • Evitar el contacto directo entre cabezas, como por ejemplo en el gimnasio o durante deportes.
  • No compartir peines, cepillos, sombreros, bufandas, pañuelos, sujetadores de cabello, toallas, cascos u otros artículos de cuidado personal con otra persona.
  • No recostarse sobre ropa de cama, almohadones o alfombras que hayan sido usadas por personas con piojos en los últimos dos días.
  • Es importante que los padres o algún adulto revise el cuero cabelludo de los niños cada 3 o 4 días para asegurarte de que no existan piojos.

Departamento médico.

Abril 2019

Tomado de kidshealth.org



X