El uso de TICs en edades tempranas

Las nuevas tecnologías de la información y comunicación han logrado una rápida inmersión en la sociedad, llegando incluso a revolucionar varios aspectos de nuestras vidas. Los adultos han ido adaptándose, en algunos casos con alguna dificultad, en comparación con los más jóvenes que, desde su nacimiento, han convivido con ellas y han llegado a convertirlas en parte de su cotidianidad. 

La tecnología moderna ha de facilitarse a los pequeños prácticamente desde que tienen posibilidades intelectuales de hacerlo, lo cual sucede en etapas bastante tempranas del desarrollo. Estudios como los realizados por Espinar y López (2009) afirman que cada vez son más tempranas las edades en las que los menores se convierten en usuarios habituales de las TICs.   

La manipulación inicial de los diversos materiales con que los niños realizan sus actividades productivas (dibujo, modelado, construcción, etc.) son las condiciones primeras para el uso posterior de la tecnología, que involucra el crear sistemas, diseñar, hacer, experimentar y modificar las cosas utilizando una gama amplia de estos materiales. Así, el trabajo con piezas de madera, hacer construcciones en dos o tres dimensiones la arena, la arcilla, los juegos de construcción, etc., ofrecen ricas oportunidades para desarrollar la comprensión tecnológica, solucionar problemas y tomar conciencia de las posibilidades y limitaciones de los distintos materiales.  

El trabajo de los niños con el computador no comienza desde que, por primera vez, se sientan frente al aparato, sino desde mucho antes, desde las primeras acciones con instrumentos. El que un niño o una niña haya tenido o no oportunidad de formar estas acciones instrumentales, determina en gran medida sus reacciones físicas y mentales frente al ordenador. 

Aunque estas nuevas tecnologías han contribuido a mejorar la calidad de vida de las personas, el uso inadecuado expone a los menores a innegables riesgos. Por ello nos preocupamos de educar a los niños en el correcto uso de estos recursos y también padres y madres deben aprender a utilizarlas adecuadamente y crear en sus hijos e hijas unos buenos hábitos de uso y propiciando otras actividades importantes para el desarrollo, como son el juego cooperativo, la actividad motriz libre, el contacto con la naturaleza y la vida en familia. En el aula, la actividad informática ha de ser una actividad más del grupo infantil y no la única o la más importante. 

Fuentes:

https://www.escuelainfantilgranvia.com/la-informatica-en-edades-tempranas-3/

https://rodin.uca.es/xmlui/bitstream/handle/10498/19823/FTM%20Araceli%20Fem%25%C2%A0%20C3%A1ndez%20Eslava.pdf?sequence=1



X