1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 (1 Vote)

nina mounstro

¿Cómo saber si un dolor de garganta es un virus o una infección más grave?

Los términos dolor de garganta, amigdalitis estreptocócica, y amigdalitis muchas veces se utilizan indistintamente, pero no significan lo mismo. La amigdalitis se refiere a las amígdalas que están inflamadas. La amigdalitis estreptocócica es una infección causada por un tipo específico de bacteria, estreptococo. Cuando el niño tiene amigdalitis estreptocócica, por lo general las amígdalas están muy inflamadas y la inflamación puede afectar también la parte circundante de la garganta. Otras causas de dolor de garganta son los virus y pueden causar solo inflamación de la garganta alrededor de las amígdalas y no en las propias amígalas.

En bebés, niños pequeños y en edad preescolar, la causa más frecuente de dolor de garganta es una infección viral. No se requieren medicamentos específicos cuando el responsable es un virus y el niño debería mejorar en un período de siete a diez días. A menudo, los niños que tienen dolor de garganta debido a un virus también tienen, al mismo tiempo, un resfriado. Ellos también pueden presentar una fiebre leve, pero por lo general no están muy enfermos.

Un virus en particular (llamado Coxsackie), que se ve con mayor frecuencia durante el verano y el otoño, puede hacer que el niño tenga fiebre un poco más alta, más dificultad para tragar, y una sensación general de enfermedad. Si su hijo tiene una infección por Coxsackie, puede que también tenga una o  más llagas en la garganta y en las manos y en los pies (se llama a menudo enfermedad de la mano, los pies, y la boca). La mononucleosis infecciosa puede ocasionar dolor de garganta, a menudo con amigdalitis marcada, sin embargo, la mayoría de los niños pequeños con infecciones por el virus de la mononucleosis tienen pocos o ningún síntoma.

Diagnóstico y tratamiento

Si su hijo tiene un dolor de garganta persistente esté o no acompañado de fiebre, dolor de cabeza, dolor de estómago o fatiga extrema, debe acudir al pediatra. Será urgente si su hijo se ve muy enfermo o si tiene dificultad para respirar o problemas para tragar extremos (que le provoque babear). Esto puede indicar una infección más grave.

Si su médico confirma que no existe amigdalitis estreptocócica, significa que la infección es a causa de un virus. En ese caso, los antibióticos (que son antibacteriales) no funcionarán y no se deben recetar.

Si la prueba muestra que su hijo tiene amigdalitis estreptocócica, su pediatra le recetará un antibiótico. Si le recetan a su hijo un medicamento oral, es muy importante que tome todo el tratamiento como se lo receten, incluso si los síntomas mejoran o desaparecen.

Si la amigdalitis estreptocócica no se trata con antibióticos por 7 a 10 días, o si no se completa el tratamiento, la infección puede empeorar o propagarse a otra parte del cuerpo, lo que puede causar condiciones como abscesos en las amígdalas o problemas renales. Las infecciones de amigdalitis estreptocócica que no se tratan pueden causar fiebre reumática, una enfermedad que afecta el corazón. A las 24 horas de haber iniciado el tratmiento antibiótico, la enfermedad ya no será contagiosa.

Prevención

La mayoría de tipos de infecciones de garganta son contagiosas y se transmite principalmente a través del aire en gotas de humedad o de las manos de niños o adultos infectados. Por tal razón, tiene sentido mantener a su hijo alejado de personas con síntomas de esta condición. Sin embargo, la mayoría de personas es contagiosa antes de que aparezcan los primeros síntomas.

Tomado de “Healthy Children” de
American Academy of Pediatrics

Departamento Médico

 

Calendario

No Calendar Events Found or Calendar not set to Public.